De mochilera por el mundo

Ave! ¿Qué tal si hablamos un poco sobre mi viaje como mochilera por el mundo? 🙂 Ayer, sábado 20 de junio del 2020 comenzó oficialmente el verano en este nuestro hemisferio norte. Parece que fue ayer cuando este fascinante año dio su inicio, con todas las auto-promesas y compromisos por coronar. Aquí estamos, adentrándonos en un verano incierto y lleno de dudas. La cuarentena nos ha puesto a muchos en jaque, y a otros simplemente nos ha dado más tiempo para reflexionar.

Recuerdo una frase que se me quedó marcada de la película (que aprovecho para recomendarte) La chica que saltaba a través del tiempo (2006), de Mamoru Hosoda: «El tiempo no espera a nadie». Este dicho también resuena en la eterna canción de Freedie Mercury, Time (1986).

‘El tiempo no espera a nadie’, referencia a la película anteriormente mencionada La chica que saltaba a través del tiempo.

Nadie te debe nada (un breve recordatorio)

Nuestro tiempo corre como motas de polvo cayendo en un reloj de arena. Nuestra muerte le da un sentido a nuestra vida.

Estas últimas semanas de mi finita vida están siendo apasionantes. Déjame que te cuente un poco mi recorrido. Me encantaría compartir mi entusiasmo. Siento que hoy es un momento precioso para compartir lo bueno de la vida y agradecer que seguimos vivos (independientemente de cuándo leas esto).

Ilustración del increíble Avogado6

A veces estamos tan ensimismados quejándonos que olvidamos todo lo luminoso de nuestras vidas. Damos demasiadas cosas por sentado, creyéndonos merecedores de ciertas cosas por el simple hecho de haber nacido.

Nadie te debe nada. Cada uno se labra su propia vida, y ni tus padres, ni el gobierno, ni tu pareja te deben nada.

Mochilera viajera

Mi primer post en este blog versaba sobre esta nueva época de mi vida, sin casa, ni bienes materiales, ni convencionalismos: efectivamente, lo dejé TODO para ser nómada.

Pareciera un chiste mal hecho… justo cuando emprendo el vuelo, ¡zasca! Toma coronavirus y toma cuarentena.

¡Qué humor ácido tiene a veces este Dios nuestro!

Sin embargo, me lo he tomado con bastante filosofía y he dejado que las cosas fluyesen a su propio ritmo.

Mochilera por el mundo: Filosofía errante
Savage Masters de Glyn Smyth

Primera fase de mi viaje por el mundo

Me mudé el 28 de febrero de este año (el mismo día que firmé el fin de mi contrato de alquiler) a un refugio felino, en las inmediaciones de Tarragona (España). Durante estos casi 4 meses de ser mochilera, he compartido techo con cerca de 30 gatos (además de 3 perros y una oveja).

Playa de Vilanova i la Geltrú, una semana antes de que comenzara el confinamiento. De mochilera por el mundo.

Han muerto dos gatos, cuatro han sido adoptados, y… he perdido la cuenta de cuántos cachorros hay ahora mismo en el refugio. Creo que catorce. Admito que estoy enamorada hasta la médula de uno de los cachorritos.

He descubierto muchísimas cosas en estos cuatro meses. He aprendido infinitas cuestiones sobre animales, he conocido a gente bellísima y me ha sorprendido darme cuenta de que no me apasionan los gatos hasta el punto en que pensaba. Me gustan, sí, pero tampoco es para tanto.

Nokkem, el gato nómada, se vino conmigo desde Zaragoza y tras unas semanas de duelo, se adaptó perfectamente a la convivencia con el resto de los gatos (y de humanos). Es más, ha perdido peso y está luchando por convertirse en el Alfa cat (él lo intenta, otra cosa es que lo consiga).

De mochilera por el mundo: viaje nómada
De mochilera por el mundo: viaje nómada gatuno

Un hecho curioso es que a los gatos, por algún motivo que desconozco, les encanta revolcarse en la mierda de la oveja. Imagínate l’arome

¿Y la segunda fase? Witaj, Polsko

Llegamos a la segunda fase de mi viaje nómada y con ello, la hora de tomar decisiones verdaderamente duras y complejas. La cuarentena oficialmente termina, y con ello se abre la posibilidad REAL de viajar.

Nokkem no va a seguir acompañándome en este viaje que acaba de comenzar. Es una resolución que me rompe el corazón, pero los ángeles nos cuidan a ambos. Sé que todo irá bien.

Faltan unas dos semanas y pico para que vuele al norte de Europa. Me voy a Polonia, cuna de Frédéric Chopin y de Zdzisław Beksiński. Y naturalmente, lo que más me emociona es que me voy tan sólo con un billete de ida, una mochila y mis más profundos anhelos.

De mochilera por Europa. Imagen de Cracovia, cortesía de Dima Lysenko

Mis grandes límites mentales

Llevo queriendo adoptar este modo de vida nómada desde que descubrí el blog de Ángel Alegre Vivir al Máximo hace unos 4 años.

En realidad, confieso que siempre he envidiado a todo aquel que ha explorado mundo, ya sea porque esa persona ha viajado mucho con sus amigos o porque sus padres tienen dinero. Nunca tuve ninguna de las dos cosas. Nunca viajé con mis padres ni con mis (a veces inexistentes) amigos. Entonces tan sólo me quedaba una opción: viajar sola.

El primer nómada que conocí fue un chico irlandés llamado Andrew, un año más joven que yo. Lo conocí mientras yo estudiaba mi máster en Madrid, y él daba clase en la Escuela de Idiomas como profesor de inglés.

Cuánto agradecimiento siento al saber que he llegado por fin a donde anhelaba llegar.

Me habló sobre su viaje por el mundo, sus andanzas en autocaravana por Australia y sus planes de ir a California y luego a la India. Me pregunto dónde estará ahora. A partir de entonces, fui conociendo a más y más gente hasta que descubrí que era posible viajar como modo de vida.

Viajar sola sin haber viajado nunca antes

Y aquí viene la parte dura: Todo el proceso interno y externo que hizo falta para que, de verdad, me lanzara a la piscina.

Siempre he sido una persona con 0 autoestima. Una lombriz podía tener fácilmente más autoestima que yo. Desde la infancia fui configurando una personalidad débil cuyo pilar más emblemático era la falta de autoestima.

Cómo voy a echar de menos a Ari… ❤

Cuento esto porque la falta de autoestima corta todas las alas. Si no te crees capaz de nada ¡cómo vas a ser capaz de viajar… y mucho menos sola! Y entonces, aparecen todos los miedos.

No tengo una familia que me motivara a viajar ni que me costeara los viajes, ni he tenido amigos con los que viajar, ni he gozado de una buena economía, ni he tenido las agallas de viajar sola hasta ahora. Leo mucho acerca de lo bonito que es viajar, pero no encuentro mucho sobre todo el proceso interno que hace falta para atreverse a dar el salto.

Para terminar…

Me gustaría simplemente concluir recordándome a mí misma que la vida puede ser bonita y que hay muchísimas cosas, situaciones y personas por las que debemos estar agradecidos.

Nunca me creí capaz de dejarlo todo y aquí estoy, a un pestañeo de cumplir uno de mis grandes sueños.

Me gustaría ir tomándome más en serio este blog e ir documentando mis viajes y vivencias, y me encantaría que me dejaras en los comentarios alguna crítica sobre cómo crees que podría mejorar, o qué te gustaría leer, ¡me harías muy feliz! ☺

Y gracias de todo corazón a todos mis lectores habituales. Llenáis de luz este corazoncito mío.

Hasta que nos olamos, caminante.


Si te ha gustado el post, sería súper que me comentaras aquí abajo tus inquietudes, ¡me muero de ganas por leerte! También puedes cotillearme gratamente en instagram @nomadlemon. Besos y bendiciones.

11 Replies to “De mochilera por el mundo”

  1. Hace justamente una semana, estuve hablando con un amigo que no veía desde antes del confinamiento, sobre irnos a otra ciudad o incluso otro país, porque aquí el futuro está bastante negro. Anoche soñé que alguien desconocido me decía que nos fuésemos a otro lugar, yo le respondía que se espere a que termine el FP. Hoy me ha salido en recomendados de Youtube Charly Sinewan (lo dejó todo para recorrerse África) y he visto tu historia de Instagram que me ha traído aquí mientras me comía una naranja (vale, no es un limón, pero para el caso…). Me estoy asustando ya con las señales.

    Ni imagino lo que ha debido significar tomar la decisión de dejar atrás a Nokkem, yo hace años que dejé de tener mascotas por este tipo de cosas. Esta cuarentena me ha ayudado a no apegarme tanto a la gente, pues ese ha sido siempre mi problema, me preocupo más por los demás que por mí mismo, por eso siempre he tenido ese temor de dejarlo todo, tengo más raíces que ramas. He hecho muchos cambios en mi vida en las últimas semanas, espero que eso me ayude a tomar decisiones una vez que acabe las prácticas el año que viene.

    Gracias por inspirar tanto Sara.

    1. ¿Cómo te está yendo la FP? ¿este curso ha sido lo que esperabas? Madre mía cómo ha pasado el tiempo, recuerdo cuando aún no sabías si ibas a entrar o no. Y aquí estamos, ¡qué rápido ha pasado todo!

      Yo también he encontrado a Charly Sinewan esta cuarentena, y me ha encantado. Soy muy fan de ese hombre, y gracias a él he descubierto que en Angola hay un pueblucho llamado «Caraculo». Por favor, qué maravilla.

      Quizá no tengas por qué esperar al curso que viene, ¿por qué no unos cuantos días fuera de España este verano? 🙂

      Un besazo enorme, no dejes de escribirme.

      1. Verdad que sí, no me quiero ni acordar de la angustia de esos días con el papeleo y la incertidumbre. Pues el curso ha ido estupendamente, una cantidad desorbitada de tareas, pero todo aprobado y con buenas notas (especialmente la lengua de signos que ni me preparaba los exámenes), precisamente esta mañana he ido a echar la matrícula para el segundo curso.

        He aprendido muchas cosas, ya que no sólo me han formado para tratar a personas sordas, sino a todo tipos de discapacidades. Espero que este año podamos hacer más cosas que las que pudimos hacer el año pasado por culpa de ese corte brusco con la cuarentena. Además el ambiente con los compañeros mejor no ha podido ser.

        Eso de Caraculo me recuerda a la playa nudista de Rompeculos. Qué hermosa es la lengua castellana que se cuela en todas partes.

        Pues a ver si con el tema de los rebrotes me dejan ir a alguna parte, yo en agosto iba a ir a un festival en Fuengirola donde iba a ver por fin a Slipknot y satisfacer al quinceañero que tengo dentro, pero se canceló.

        Pocałunki (no sé si lo habré dicho bien, he tirado del traductor de google)

        1. Me alegra muchísimo leer eso. A darle caña al segundo curso, pero antes, unos meses de descanso. Vaya fail lo de Slipknot, pero bueno, alguna escapada random se podrá hacer igualmente (¡esperemos!). Un besito, caballero.

  2. 🙂
    ¡Carajo! Siento lo del gato Nokkem. Lo veía venir xD Quizás en el futuro podáis reencontraros.
    Pero jo, me llenas muy mucho de orgullo y satisfacción. Algún día, cuando tenga el pelo blanco tallaré un bastón y haré como tú.

    ¿Sabes que sería chuli Sara? Que te hicieras con algún muñeco, o alguna cosa distintiva que te acompañe en tus viajes y le hagas una foto por todos los lugares bonitos a los que vayas.

    Yo quiero que hagas dos secciones. «el espíritu de la naturaleza, y el espíritu de la urbe», por poner un nombre..
    Escribes muy bien, me gustaría leer lo que pasa dentro y fuera de ti cuando te das ratos a solas en esos lugares. Así no será sólo tu diario de tu mundo interno o tu mundo externo, si no la relación de uno con otro.. Creo que se entiende. Pero si echo de menos que en tu blog de viajes se preste más atención a las sensaciones. Casi diría que es más un diario de situaciones y pensamientos.
    Aunque entiendo qué aún estás en fase de preparación mental a poco de abrir las alas.
    Danos feelings!

    Mucha suerte Sara, eres toda una inspiración.
    El otro día una chica muy desubicada me llamó macho alfa, y le dije que si acaso, como soy vegano soy un macho alfalfa, se rió, y se fue con un tío que va a ser policía y que la invitó a farlopa, y al parecer acabó lloriqueando por su ex. Eso me hizo plantearme cosas sobre la sociedad..

    Te comparto este video (este grupo fue mi favorito por un tiempo):
    https://www.youtube.com/watch?v=ar-j95ct80E
    https://www.youtube.com/watch?v=e0m1mr6oVDk (estos vídeos)

    Si no lo conoces te va a gustar, te paso dos canciones viajeras para que te animen mucho, aunque mis preferidas son las que tienen por los montes súpersufíes. ^^
    Ánimo viajera, ¡puedes con todo!

    Ah, ¡no sólo empezó el verano! ¡Empezó con un eclipse de Sol! Eclipse de Sol en Solsticio. ¡¡Es como PUUM!!

    Otra cosa, ¿Cuál es el sentido de tu viaje? ¿Y el propósito? ¿Qué esperas del viaje? ¿Vas en busca de algo? ¿Sospechas que sucederán cosas? ¿Cosas mágicas, cosas mundanas? ¿Qué quieres que ocurra? ¿Qué quieres aprender y descubrir? Sería también chachi un post así.
    Quizás molaría un «voy a Polonia» y un «me voy de Polonia».. O igual eso es cargarse el viaje.. En verdad es mejor viajar sin expectativas.

    Al leerte me he puesto a escribir un suceso raro que me pasó en un miniviaje, si que motivas e inspiras, te lo haré llegar.
    Y he encontrado esa peli que dices, la voy a ver.

    Besos y bendiciones también para vos. Me gustó eso. 🙂
    Ari mola!

    1. No me ha quedado muy clara la sección de «el espíritu de la naturaleza, y el espíritu de la urbe», si me lo explicas un poco mejor quizá me anime. Y lo que me comentaste sobre la piedra, y sobre el muñeco, lo tomaré en cuenta 🙂 el grupo que me has pasado me gusta bastante, suena bien. Lo de Nokkem… pues sí, me rompe el corazón. El precio de la libertad a veces es amargo.

      El verano como bien comentas empezó potente, está moviéndose todo. Hmmm… me gustaría responder a tus preguntas en un post.

      Un gran abrazo, Litos. Te responderé el correo en unos días.

  3. hola sara qué tal?
    viajar casi siempre mola
    siempre es emocionante, cosas nuevas, gente nueva sitios inesperados, muchas sorpresas.
    pero tb raya mucho , de tu vida, de la vida de la gente, de los sitios, de tu ciudad, de las demás ciudades, ect. acaso uno conoce su propia ciudad o pueblo? conocer realmente?
    o la serie willy fog, en 80 días o gente que viaja a muchos sitios y paises pero siempre en breves cortos de tiempo, en plan rápido, no da tiempo a ver todo el mundo, no tenemos suficiente tiempo, es injusto, no podemos conocer ni siquiera nuestro planeta , mucho menos viajar a otros planetas, en el futuro, la gente que vaya otros planetas serán gente que apenas ni pise la tierra.
    Aunque a veces el mundo parece un pañuelo., pero es bastante grande.
    luego se necesita muchos días para ver ciertas cosas de cada ciudad o lo tipico de ver lo más importante en 1 o 3 días pero qué es lo importante? eso raya mucho.
    como se puede vivir de viajar? si se puede tener un año sabático o varios, conocer mundo.
    Es muy bonito viajar con compañía pero tb solo.
    Son distintas formas de disfrutarlo.
    Saludos. xao cuidate.
    «Espero que te encuentres a ti misma» y te suba el autoestima.

    1. Hay momentos en los que «el cuerpo» te pide estar solo, y otros en los que te pide estar acompañado, yo creo que pasa lo mismo con viajar… aunque viajar en buena compañía es un auténtico lujo. Con respecto a lo que comentas, a mí me da un poco de pereza hacer de turista, prefiero tomármelo con calma y pasear sin más por sus calles, observando a la gente, oliendo los aromas… algo más lento. Hacer de turista no lo suelo disfrutar.
      Tengo entendido que en España hay un nuevo rebrote del virus, así que espero que tú y tu familia estéis bien y sanos. Un abrazo.

      1. hola
        gracias sara
        si estamos bien .
        pues si yo mismo cuando viajo observo todo todo todo. soy muy observador , a las gentes, a todo, tb huelo los aromas, escucho. todo alrededor de donde paso, del sitio nuevo en especial.
        Aunque tb hay partes que me gustan y otras me rayan y me hacen cuestionar todo en la vida, o de la vida de la gente en cada ciudad, pueblo, lugar…ect…..
        Por eso a la gente le gusta viajar , tb por ver sitios nuevos o tb para liberarse de la rutina o monotonía. Pero tb es que uno no conoce su propia ciudad ni pueblo, no ha investigado 100% el lugar donde vive. y eso hace rayarse aún más.

  4. Muchas gracias Sara por tener las agallas que muchos de nosotres necesitamos para hacer un viaje como aquello y tomar como dicen las riendas de nuestra vida, eres inspiración y motivación para muchos de nosotres y me encantaría ver el proceso de cómo lo hiciste para partir, algo así como desde cero, que sitios visitaste, como diste con ese hogar de felinos y que tan factible es para un extranjero partir desde ahí tal cual lo hiciste tú! Un abrazo gigante y nos olemos amiga! @CatherineNro

    1. Gracias a ti por pasarte por aquí, como siempre, bellezón 🙂 tú también eres toda una inspiración y me siento tremendamente agradecida de que me comentes. Espero que estés muy bien, y que sigas sobre tus patines dándole duro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *